Reflexión sobre el aplazamiento NIIF

Con motivo de mi concepto de aplazamiento de las NIIF en Colombia, un docente de la Capital me hace la siguiente reflexión: respecto del 2649/93 (Norma Local) y su aplicación por cuatro años más, no debe ser entendido como postergación respecto de la contabilidad; debe ser entendido para los efectos exclusivos de lo fiscal; recordemos que lo fiscal se divorcia de lo financiero. Podemos pensar que con el ánimo de continuar presentando lo soportes y con mérito probatorio que tiene la contabilidad, se continuará como contabilidad fiscal, el 2649/93, el cual con el tiempo, realmente, sólo sirve para estos efectos y no para lo financiero.

Recordemos ahora que por virtud de la ley 1314, (autonomía contable frente a lo fiscal) el cual provoca la ruptura antes comentada, en ningún momento debemos comparar o siquiera pensar que el efecto de la reforma tributaria, tenga injerencia en las normas de información financiera. Estamos hablando de dos temas completamente diferentes; es algo así como intentar medir peras con naranjas o intentar montarnos en dos naves diferentes al mismo tiempo para llegar al mismo destino.

¿Pienso es que el contribuyente Pyme, no va a cumplir con la NIIF que no le conviene y solo se enfocara en la norma local?

Mediante la ley 1314, las Pymes, tendrán que cumplir en su totalidad con el DR 3022-2012. Tampoco no podemos hablar de conveniencia, pues su cumplimiento es obligatorio a partir de este 1 de enero 2015 y ya en el año entrante, solamente estaremos realizando los registros, previo el cumplimiento de las NIIF, únicamente en el nuevo modelo.

¿Entonces los cuatro años solo son para las grandes empresas?

No, para los efectos fiscales únicamente.

¿Entonces se van a necesitar dos contadores en las empresas, uno para NIIF y otro para la contabilidad local 2649/93?

Eso es correcto en principio ya que en adelante y gracias a la normativa vigente, los contadores debemos especializarnos en un área a la vez, ya que física y mentalmente nos será imposible y sobre todo para las entidades del grupo 1, atender todos estos requerimientos.

No existe autonomia contable

Las permanentes intromisiones de la normativa tributaria en las normas contables internacionales, nunca dejara cumplir la esencia de la autonomía formulada en el artículo 4 de la Ley 1314/99, que se recibió por el gremio de los contadores con beneficio de inventario, lo que nunca dejo aplicar en su esencia el decreto 2649/93.

Así continuaremos de tumbo en tumbo con esta racha de atropellos a las NIIF para que no tengan sentido llevar un sistema que a la postre va hacer banal porque no va a tener aplicación toda su riqueza conceptual, excepto algunos informes para la Superintendencia de Sociedad de control de cumplimiento y para el estudio del impacto, con el agravante de que nunca se podrá certificar que las entidades cumplen con las NIIF.

Se debe propugnar desde estos espacios, por separar esos dos poderes el de la información contable y de información fiscal y dejar que fluya la información con un lenguaje de negocios universal, así nos duela reconocer la realidad de que estábamos haciendo contabilidad engañosa.

Las administraciones tributarias deben reconocer las NIIF en todo su ambiente de la NIC 12 y la Sección 29, que permite calcular el impuesto a la renta corriente, el impuesto diferido crédito como un potencial de nuevos impuestos para la administración o el Estado, y un impuesto diferido débito como un potencial que el contribuyente dejara de pagar o se ahorrara si cumple con determinadas circunstancias.

Ojos que no ven corazón que no siente, es el adagio que podemos utilizar con la tasa efectiva de impuestos que nunca se calcula o se habla de ella, pues los contribuyentes pagan tasa superiores a la tarifa del 34%, por las diferencias permanentes entre lo fiscal y lo contable.

 

Aplazadas las NIIF en Colombia

Quiero compartir con ustedes, dos ideas que me sirven de base para sustentar el titulo de este escrito.

Si el impuesto a la riqueza se debe llevar a las ganancias acumuladas por estos tres años, y las grandes empresas ya hicieron transición y adopción y por consiguiente tienen balances comparativos a 31 de diciembre del 2014, esta norma del Estado Colombiano no favorece la aplicación de las NIIF que acepto llevar ajustes por una sola vez a las ganancias acumuladas.

Si el Estado colombiano postergo la aplicación del 2649/93 que es el marco conceptual de la contabilidad, por 4 años mas, tanto para grandes, pequeñas y microempresas, entonces de un tajo postergo también la aplicación de las NIIF, porque ellas solamente aceptan un primer año, donde coexistan dos modelos contables uno bajo normas locales y otros bajo NIIF, pero no 5 o 10 años como jocosamente se dice en seminarios y diplomados.

Irresponsablemente se dice que se llevaran en Colombia tres contabilidades, una con base en NIIF, otra con base en el 2649/93 y otra bajo las normas fiscales.

Corolario: en que quedo el suspiro de la Ley 1314/2009, artículo 4o. independencia y autonomía de las normas tributarias frente a las de contabilidad y de información financiera. ¿Alguien que me diga si esto ya es letra muerta?.

 

Homenaje a expositores y asistentes

Para mi ha sido el mejor motivante para cumplir mis sueños, la presencia que han hecho conferencistas nacionales e internacionales al aportar su conocimiento en el aula virtual para exponer los tema de las NIIF, y asistentes, con las cuales hemos llegado a cruzar la frontera de Colombia, que Dios nos acompañe en el 2015 para cumplir las metas y objetivos propuestos  http://youtu.be/HHdhjo9S3YI

No se reconoce partidas mediante proceso de correlación (S2.45)

Esta NIIF no permite el reconocimiento de partidas en el estado de situación financiera que no cumplan con la definición de activo o de pasivo, independientemente si proceso de la aplicación de proceso de correlación para medir resultados.

El proceso de correlación hace referencia a:

Como los activos y pasivos son el resultado de eventos pasados ciertos, no se permite mediciones, con certeza medida en correlación de eventos, como se define:

La Correlación consiste en dimensionar la importancia del evento y, si se diera el caso, establecer conexiones con otros eventos relacionados para ahorrar tiempo. La importancia y significado del evento en sí mismo depende de los siguientes factores:

  • Número de eventos similares registrados con anterioridad.
  • Número de elementos de configuración que generan eventos similares.
  • Si existe alguna acción asociada al evento.
  • Si el evento representa una excepción.
  • Comparación de la cantidad de información utilizada en el evento respecto a un estándar.
  • Si se requieren datos adicionales para investigar el evento con posterioridad o incluso datos procedentes de otros sistemas de información.

 

Considero que una situación de correlación puede ser la medición de un portafolio de inversiones en acciones, con base en estudios de correlación del comportamiento en un mercado activo de valores.

Reconocimiento del estado de resultado (S2.44)

 

  • El estado de resultado es la diferencia aritmética entre los ingresos y los gastos distintos de las partidas de ingresos y gastos que esta NIIF clasifica como partidas de otro resultado integral (ORI).
  • El estado de resultado no es un elemento separado de los estados financieros y no necesita un principio de reconocimiento separado.

El estado de resultados comprende

  • Ingresos y ganancias
  • Gastos y pérdidas
  • Los ingresos y los gastos proceden directamente del reconocimiento y la medición de activos y pasivos.
  • No comprenden efectos de corrección de errores o cambios de políticas contables.
  • Los ingresos y los gastos son todos ordinarios, no se presentan como operacionales y no operacionales, todos son ordinarios.
  • Los ingresos o gastos extraordinarios son ganancias o pérdidas del estado de resultados.
  • Los gastos se reconocen sobre la base de asociación en forma directa con el reconocimiento del ingreso.
  • Los ingresos y los gastos conforman el estado de resultados del ejercicio corriente.

Otro resultado integral comprende:

  • Resultado de la conversión de estados financieros a la moneda local.
  • Resultado de estudios actuariales.
  • Cambios en el valor razonable de los instrumentos de cobertura.

Reconocimiento del resultado integral (S2.43)

 

  • El resultado integral es la diferencia aritmética entre los ingresos y los gastos proviene directamente del reconocimiento y medición de activos y pasivos.
  • El resultado integral no es un elemento separado de los estados financieros y no necesita un principio de reconocimiento separado.

Resultado integral total y resultado

Los estados del resultado integral total y el estado de resultados separado, se expone con más solvencia en la S3.17 conjunto completo de estados financieros, donde además se incluyen el estado de situación financiera, el estado de cambios en el patrimonio, el estado de flujos de efectivo, además de las notas a los estados financieros que toman especial relevancia con categoría de un quinto estado.

 

Reconocimiento de los gastos (S2.42)

El reconocimiento de gastos proviene directamente del reconocimiento y medición de activos y pasivos.

  • Se reconocerá un gasto en el estado del resultado integral, cuando surja de un decremento en los beneficios económicos futuros, relacionado con el decremento en los activos o un incremento en los pasivos y su medición sea fiable.
Reconocimiento de gastos
Decremento en los activos Incremento en los pasivos
Inventarios = en calidad de costo de venta Intereses en obligaciones financieras
Propiedad, planta y equipo = depreciación Impuestos nacionales y locales
Activo intangible = amortización Costos y gastos por pagar
Activos biológicos = agotamiento Beneficios a empleados
Cartera = deterioro en cartera Reconocimiento de provisiones
Baja en cuentas de activos
Reconocimiento de activo contingente