Contabilidad y Finanzas

Colegas Latinoamericanos

Costo de capital

Recesión es cuando tu vecino se queda sin empleo;

depresión es cuando lo pierdes tú.

Ronald Reagan

Tomado del libro Contabilidadd de Pasivos 

Las fuentes de financiamiento de proyectos o negocios en marcha, tanto en inversiones de capital de trabajo (Clientes, inventarios de materia prima o productos terminados no fabricados por la empresa, gastos operativos) necesarios para iniciar las operaciones; las inversiones fijas (Maquinaria, propiedad, planta y equipo, muebles y enseres, equipo de transporte) necesarios en la producción y distribución de sus productos; y las inversiones diferidas (Gastos de estudio, organización, inauguración y puesta en marcha) hechas al inicio de las operaciones, requiere de apoyo económico cuando los inversionistas no disponen de todo el capital necesario para poner en marcha el proyecto, entonces, se busca la forma de hacer una mezcla entre capital social (socios o accionistas) y el, de los inversionistas, de tal manera, que se pueda llevar a cabo el proyecto o negocio en marcha.

Por consiguiente es importante conocer el componente del costo de ese capital usado, aportado por terceros, en los gastos de las operaciones.

La situación económica, política y social por la que atraviesa el País o la Región, son determinantes en la generación de ingreso al efectuarse aumentos en los dineros presupuestales por el Estado, para gastos públicos, ampliación de obras, lo cual genera mayor capacidad de compra de los consumidores, con lo anterior, las empresas pueden responder por sus obligaciones junto con sus intereses, o por el contrario, si existen recortes presupuestales e insuficiente demanda de bienes y servicios, se genera incapacidad de pago del capital e intereses a causa de la situación económica.

En tiempos de bonanza económica, el financiamiento es fácil de conseguir, con intereses razonables y el pago se hace fácil por los flujos de efectivo abundantes derivados de las operaciones, pero en épocas de recesión, los créditos son altamente costosos y aumenta el riesgo, lo cual hace que no se pueda cumplir en el plazo y cuantía por la escasez de flujos de efectivo operativo.

Si el proyecto tiene una tasa de alta rentabilidad, puede conseguir un financiamiento que esté por debajo de su rentabilidad y con esta decisión liberar una mayor parte de beneficios para los asociados, esto quiere decir que genera valor agregado para los socios o accionistas del proyecto, en tanto que un proyecto con baja rentabilidad en algunos casos muy inferior a la tasa de interés de colocación de las instituciones financieras, la rentabilidad de los asociados se verá afectada por el sacrificio mayor que exige el financiamiento, por la amortización del capital y pago de intereses.

Updated: 26/10/2012 — 7:39 PM

Deja un comentario

Contabilidad y Finanzas © 2016 Frontier Theme