Cuota de salvamento en los activos

La cuota de salvamento es la estimación del valor residual técnicamente determinado (1) del activo, para que prevalezca en el tiempo, después de haberle aplicado alguno de los métodos de depreciación en su vida útil.

 

Por consiguiente la formula que se aplica debe llevar este valor restando del costo del activo para calcular la depreciación, por ejemplo: línea recta = Costo – valor residual o cuota de salvamento sobre el número de periodos.

 

El problema con los activos propiedad planta y equipo, es la falta de control, lo cual facilita el manejo inapropiado, por parte de administradores inescrupulosos, de ordenar el registro de cancelación del activo con su depreciación cuando están totalmente depreciados, para ocultarlos y sustraerlos de la empresa.

 

Por esta razón nace la necesidad de mantener los activos, por un valor de salvamento o valor residual en otras ocasiones se le denomina de rescate, hasta el final de sus días, cuando el administrador levante un acta en presencia del departamento de auditoría o revisoría fiscal, para darle de baja por inutilidad del activo.

 

Un procedimiento similar se aplica a las cuentas por cobrar debidamente provisionadas, siempre aparecerán en libros de contabilidad por un valor residual o de control, para tenerlos en cuenta al momento de volver a otorgar créditos.

 

Se sabe que la cuota de salvamento no fue objeto de ajustes integrales por inflación, tampoco ha sido considera por los ajustes fiscales, su valor representa un referente de control, de existencia y verificación en la contabilidad.

 

Desde el punto de vista financiero, también representa el valor de rescate o recuperación de la inversión en un proyecto, que los ingenieros consideran un ingreso más de la liquidación de la inversión. Inicialmente cuando se hace la evaluación financiera del proyecto mejora la rentabilidad, si se descarta, puede disminuir la rentabilidad. El concepto que se aplica desde el punto financiero tiene el mismo sentido, en el primero es un activo en particular y en el segundo es un conjunto de bienes al servicio de una empresa.

 

La cuota de salvamento, tiene su impacto en el flujo de caja, por dejar de depreciar un valor que disminuirá la renta y se ahorraría los impuestos de renta, de todas maneras al momento de terminación de la vida útil del bien, se cargara a los resultados, el valor de salvamento como costo del bien para liberar utilidades ocasionales.

 

(1) Oficio 115-122719 del 9 de octubre de 2009 Superintendencia de Sociedades.

Deja un comentario