Elementos de comercio

Tomado del libro El patrimonio en las sociedad comerciales

Ente económico: el ente económico es la empresa, esto es, la actividad económica organizada como unidad, respecto de la cual se predica el control de los recursos. El ente debe ser definido e identificado en forma tal que se distinga de otros entes. (Art. 6, D. R. 2649/93).

 

El ente económico es la empresa, organizada con todos sus elementos logísticos, para explorar y explotar una o varias actividades de las consagradas en el Código de Comercio,  fundamentado en un objeto social y cultura organizacional que la diferencie de otros entes.

 

Empresa: se entenderá por empresa toda actividad económica organizada para la producción, transformación, circulación, administración o custodia de bienes, o para la prestación de servicios. Dicha actividad se realizará a través de uno o más establecimientos de comercio. (Art. 25, C. Co).

 

La diferencia entre ente económico y empresa no existe, solamente que la definición de empresa data de 1971 cuando se formuló el Código de Comercio y ente económico con el Decreto 2649 de 1993 donde se reformaron las normas de contabilidad, lo cual dio pié para la modernización de la definición.

 

Establecimiento de comercio: se entiende por establecimiento de comercio un conjunto de bienes organizados por el empresario para realizar los fines de la empresa. Una misma persona podrá tener varios establecimientos de comercio y, a su vez, un solo establecimiento de comercio podrá pertenecer a varias personas, y destinarse al desarrollo de diversas actividades comerciales. (Art. 515, C. Co).

 

Un ente económico puede tener varios establecimientos de comercio y decidir si lleva contabilidad separada, caso en el cual el establecimiento debe cumplir con todas las obligaciones tributarias del orden municipal, porque las nacionales son cumplidas en cabeza de la empresa principal.

 

Actos de comercio: son mercantiles para todos los efectos legales:

1. La adquisición de bienes a título oneroso con destino a enajenarlos en igual forma, y la enajenación de los mismos.

2. La adquisición a título oneroso de bienes muebles con destino a arrendarlos; el arrendamiento de los mismos, el arrendamiento de toda clase de bienes para subarrendarlos, y el subarrendamiento de los mismos.

3. El recibo de dinero en mutuo a interés, con garantía o sin ella, para darlo en préstamo, y los préstamos subsiguientes, así como dar habitualmente dinero en mutuo a interés.

4. La adquisición o enajenación, a título oneroso, de establecimientos de comercio, y la prenda, arrendamiento, administración y demás operaciones análogas relacionadas con los mismos.

5. La intervención como asociado en la constitución de sociedades comerciales, los actos de administración de las mismas o la negociación a título oneroso de las partes de interés, cuotas o acciones.

6. El giro, otorgamiento, aceptación, garantía o negociación de títulos valores, así como la compra para reventa, permuta, etc., de los mismos;

7. Las operaciones bancarias, de bolsas, o de martillos.

8. El corretaje, las agencias de negocios y la representación de firmas nacionales o extranjeras.

9. La explotación o prestación de servicios de puertos, muelles, puentes, vías y campos de aterrizaje.

10. Las empresas de seguros y la actividad aseguradora.

11. Las empresas de transporte de personas o de cosas, a título oneroso, cualesquiera que fueren la vía y el medio utilizados.

12. Las empresas de fabricación, transformación, manufactura y circulación de bienes.

13. Las empresas de depósito de mercaderías, provisiones o suministros, espectáculos públicos y expendio de toda clase de bienes.

14. Las empresas editoriales, litografías, fotográficas, informativas o de propaganda y las demás destinadas a la prestación de servicios.

15. Las empresas de obras o construcciones, reparaciones, montajes, instalaciones u ornamentaciones.

16. Las empresas para el aprovechamiento y explotación mercantil de las fuerzas o recursos de la naturaleza.

17. Las empresas promotoras de negocios y las de compra, venta, administración  custodia o circulación de toda clase de bienes.

18. Las empresas de construcción, reparación, compra y venta de vehículos para el transporte por tierra, agua y aire, y sus accesorios.

19. Los demás actos y contratos regulados por la ley mercantil. (Art. 20, C. Co).

 

Comerciante: son comerciantes las personas que profesionalmente se ocupan en alguna de las actividades que la ley considera mercantiles.

 

La calidad de comerciante se adquiere aunque la actividad mercantil se ejerza por medio de apoderado, intermediario o interpuesta persona. (Art. 10, C. Co).

 

Presunción de comerciante: para todos los efectos legales se presume que una persona ejerce el comercio en los siguientes casos:

1. Cuando se halle inscrita en el registro mercantil.

2. Cuando tenga un establecimiento de comercio abierto, y

3. Cuando se anuncia al público como comerciante por cualquier medio. (Art. 13, C.  Co).

 

Deberes de los comerciantes: es obligación de todo comerciante:

1. Matricularse en el registro mercantil;

2. Inscribir en el registro mercantil todos los actos, libros y documentos respecto de los cuales la ley exige esa formalidad;

3. Llevar contabilidad regular de sus negocios conforme a las prescripciones legales;

4. Conservar, con arreglo a la ley, la correspondencia y demás documentos relacionados con sus negocios o actividades.

6.  Abstenerse de ejecutar actos de competencia desleal. (Art. 19, C. Co).

 

Inversionista: la acepción de inversionista es reconocida a personas con capacidad de invertir en proyectos alternativos, que satisfagan su rentabilidad de acuerdo a las aspiraciones que formulan en su tasa de oportunidad.

 

Puede ser una persona natural o jurídica que encuentra oportunidades de negocios para convertirlos en empresas productivas, y también porque encuentra que los rendimientos ofrecidos satisfacen sus aspiraciones, o también visionan un control societario sobre el sector.

 

La inversión puede estar representada en dinero o en especie, y sus derechos quedan representados en títulos llamados, cuotas, partes de interés social o acciones, que depende del tipo de sociedad.

 

 

Deja un comentario