Contabilidad y Finanzas

Colegas Latinoamericanos

Enfoque funcional del diagnóstico empresarial

Para comenzar el estudio del diagnóstico empresarial es necesario revisar algunos conceptos básicos de la organización. Desde Taylor se conocen cuatro áreas funcionales y se han agregado otras, que deben conocerse para determinar su aporte al cumplimiento de los objetivos generales.

Cada área, denominada también perspectiva en la metodología del cuadro de mando integral, tiene sus propios objetivos y proyectos para contribuir al crecimiento de la empresa. Esto requiere: coordinación, ejecución  y evaluación.

Dirección

Producción

Negocio

Mercado

Personal

Finanzas

I. & D.

Área de producción: tiene como objetivo específico elaborar bienes o servicios, de la más alta calidad, al menor costo y con la menor cantidad de desperdicios para colocarlos en el mercado.

Debe revisar los procesos internos para racionalizar los recursos de: materia prima, mano de obra y costos indirectos de fabricación. De ser posible, recomendar la aplicación de los Costos Basados en Actividades, (ABC) por: producto o servicio, segmento de mercado, áreas funcionales y clientes para saber cuáles son los productos, segmentos y clientes que generan o destruyen valor.

Los proyectos del área de producción, como: ampliación de planta, reemplazo de maquinaria, nuevas tecnologías y líneas de productos, deben estar alineados con los objetivos y estrategias corporativas.

En tanto, el comité técnico es responsable de analizar la viabilidad y rentabilidad del proyecto, de identificar las respuestas a las exigencias de los clientes y a las necesidades del mercado, de tal manera que se justifique ampliamente, su financiación.

Área de personal: se identifica con los objetivos y los inductores de la actuación como: capacitación, selección, análisis de competencias y manejo de las convenciones colectivas de trabajo para que no sobrepasen los rendimientos ni la productividad y causen deterioro financiero.

Los inductores de la actuación son los planes y programas dirigidos a mejorar los procesos y por lo tanto, la calidad del producto para obtener los resultados previstos en el manejo de clientes y la rentabilidad del negocio.

El personal es el factor más importante de la organización por ser el que genera, con su creatividad e innovación, el mejoramiento en los procesos. Es el gestor de los progresos, razón por la que se habla de los principios corporativos, de la cultura y del clima organizacional.  En  otras palabras, es la forma como el personal aplica la misión y la visión, como también, la integración en equipos de trabajo, el respeto entre compañeros y la colaboración con la organización.

De allí, la importancia de reconocimiento del cliente interno o colaborador interno para satisfacer sus necesidades y expectativas, incentivar el sentido de pertenencia y el cambio de actitud permanente, no porque de esto dependa la supervivencia de la empresa, sino, principalmente, porque se trata del proyecto de vida de cada uno de los colaboradores.

En el manejo de áreas también se habla de la gerencia de valores y principios que deben ser irradiados desde los altos mandos directivos hacia todos los niveles de la organización para obtener armonía en el trabajo, generar productividad, excelencia y competitividad.

En términos generales, la recomendación de los tratados de administración es oír al cliente interno. Muchas personas son eficientes porque realizan todo cuanto se les ponga hacer, pero no son eficaces porque no realizan bien lo que deben hacer.

En tal sentido, un proyecto de productividad y excelencia puede ser conveniente para mejorar el salario y debe obedecer a la voluntad de todas las demás áreas para obtener los objetivos y metas  que se esperan.

El capital y la tierra eran los factores que producían riqueza. Hoy, el mundo ha entendido que es el hombre y su capital intelectual el que produce riqueza. Estamos viviendo la era del capital humano.

Área de mercadeo: el objetivo de mercadeo es, ante todo, oír del cliente externo, las cosas que les gustaría que mejore del producto en calidad, presentación, tiempos de entrega, reclamos. Antes de abrir nuevos centros de distribución se requiere mejorar la atención al cliente. Por lo tanto, se precisa programar la producción para atender puntualmente los pedidos y mantener las existencias mínimas de inventarios sin que esto implique altos costos de inversión y almacenamiento.

Los proyectos que presenta el área de mercadeo, se relacionan con: la investigación de mercado, investigación y desarrollo de nuevas necesidades, apertura de nuevas agencias o sucursales y, expansión en planta para aprovechar ventajas de mano de obra o materias primas. Éstos, previa evaluación técnica, se les dan viabilidad financiera, de acuerdo con las políticas de la empresa.

Su majestad el cliente es la moda de hoy en mercadeo. El cliente tiene la razón y todas las políticas y acciones de la empresa están orientadas a la atención del cliente.

Área de finanzas: cumple la función de evaluar la generación de valor de los recursos provistos en los diferentes proyectos de la organización,  siempre que reporten beneficio, igual o superior a las expectativas del inversionista.

Si se dispone de recursos limitados, toda evaluación de proyectos debe sustentar que la tasa de retorno financiero sea superior a la tasa de oportunidad actual (tasa de mercado). En caso contrario, es suficiente que se satisfaga la tasa de oportunidad, es decir, la tasa a la que estarían  dispuestos a invertir los dueños.

Área de dirección: cumple la función de coordinar, ejecutar y controlar los planes operativos y estratégicos para que se logren los objetivos y metas  en el corto y largo plazo, haciendo buen uso de los recursos tanto humanos como financieros.

La palabra moderna del siglo es seguimiento a los planes globales mediante indicadores de gestión y, cuadro de mando integral para conocer cuánto se ha cumplido en la ejecución de los planes estratégicos y qué tan alineadas están la visión con las estrategias.

Área de investigación y desarrollo: su función es estudiar las necesidades de los clientes y aplicar los resultados en mejoramiento y en nuevos productos para darle al negocio elementos competitivos y lograr su crecimiento y desarrollo sostenido. De lo contrario, se estará predispuesto a fracasar.

El resultado del área de I&D es costoso en el corto plazo, pero beneficioso en el largo plazo, siempre y cuando, mejore la competitividad, innove en productos, procesos, mercado y gestión, presentando soluciones a las expectativas del cliente.

A partir del año 1996, los doctores Kaplan y Norton dan un nuevo enfoque al estudio interior de la empresa y la dividen en cuatro perspectivas, que luego servirán para hacer seguimiento de las actividades y, como herramienta para medir la gestión.

Financiero

Clientes

Direccionamiento

Estratégico

Procesos

Personal

Aunque las perspectivas son homólogas a las áreas funcionales, el diagnóstico se aborda bajo esta metodología para conocer los inductores de actuación del personal, que son los motores de mejoramiento en los procesos, expresados en buena calidad, tiempo de entrega, innovación y creatividad.

En efecto, se genera mejor satisfacción al cliente lo que contribuye a lograr fidelidad y por ende, incremento en ventas, márgenes de contribución liberados de costos fijos, mayor retribución de participaciones o dividendos a los asociados, retribución a la comunidad, incentivos al personal en calidad e infraestructura.

Updated: 08/04/2012 — 7:04 PM

Deja un comentario

Contabilidad y Finanzas © 2016 Frontier Theme