Interpretación de la información financiera

Es paradójico que la administración dedique tanto tiempo y dinero para preparar el informe para la Asamblea General, si cuando se le pregunta a cualquier asistente: ¿cómo le pareció el informe de la gerencia, al finalizar el año? contesta de todo, menos que lo ha entendido.

Esta prueba, que la pueden hacer en todas las Asambleas, es señal de que deben tener directores financieros para que al elaborar los informes, tengan en cuenta que sus destinatarios no entienden los resultados de la gestión.

En conclusión, para interpretar los estados financieros se recomienda hacerlo en forma integral o relacionada, donde se manejen elementos: cualitativos, cuantitativos y estadísticos para que el usuario pueda entender, sacar conclusiones y tomar sus propias decisiones.

Una aproximación a este requerimiento es la siguiente:

  • Conocer el sector al que pertenece la empresa.
  • Conocer el negocio.
  • Conocer el auditorio al que se va a dirigir.
  • Explicar el concepto de la cuenta que expone, sus relaciones e importancia en el contexto de la gestión.
  • Hacer grupos homogéneos de activos y pasivos que coincidan cuando se toman decisiones de: inversión, operación y financiación.
  • Revelar las decisiones de la gerencia sobre compra de activos, inversiones y financiación.
  • Relacionar los costos de las decisiones con los beneficios sociales.
  • Analizar la estructura del balance y compararla con el estándar del sector.
  • Definir si las utilidades se han invertido en algún rubro especial.
  • Definir si el negocio es eficiente o es eficaz.
  • Identificar los colchones de liquidez y seguridad de inventarios si los hay.
  • Elaborar estados complementarios: estado patrimonial para demostrar la relación aportes y deudas del asociado.
  • Explicar las notas a los estados financieros que apoyan su interpretación.
  • Decir si la empresa tiene contingencias que puedan desmejorar su rentabilidad. Mostrar el plan de contingencias.
  • Dar a conocer si la empresa es viable hacia el futuro mediante un buen plan de negocios.

 

Algunos análisis que se hacen en la Asamblea por los directivos, se centran en el balance y en el estado de resultados. Se limitan a leer cuentas o grupos de ellas y se olvidan de otros estados, de igual o mayor importancia, que ayudan a la comprensión de la situación económica, tales como:

 

El flujo de efectivo para conocer, la recuperación real de la inversión. El estado de cambios en el patrimonio para exponer las decisiones de la Asamblea General o Junta de Socios. El estado de cambios en la situación financiera para entender qué decisiones se tomaron y si fueron acertadas o no acertadas.

 

Recomiendo la lectura de informes financieros de empresas publicados en diarios como La República y en  revistas especializadas, como Dinero, Vademécum Industrial y Comercial de la revista Dinero. Estos dan una visión general de cómo se encuentra la empresa, financieramente y con respecto a la mejor del sector.

Deja un comentario