Contabilidad y Finanzas

Colegas Latinoamericanos

Introducción al arrendamiento financiero (leasing)

Por: Manuel Garrido González Miembro Fundador (A.E.C.E.)

Susana Garrido Carballo Economista

Existen dos procedimientos diferentes de contabilización de un Leasing, según se trate de una empresa que adopte el Plan General Contable, el PGC para Pymes o los criterios aplicados a las  Microempresas.

En primer lugar calcularemos el Leasing para una empresa que utilice el PGC y PGC para Pymes, ya que los criterios  de la Normativa para los Arrendamientos Financieros son los mismos, así como la fiscalidad.

Al aplicar la Normativa del Nuevo Plan Contable se observa que no se tiene en cuenta la Fiscalidad que incide en el aplazamiento de la cuota a pagar en el impuesto sobre sociedades y por tanto, la contabilidad debe reflejar esta incidencia en el patrimonio de la empresa para poder ofrecer su imagen fiel, objetivo primordial del Nuevo Plan Contable.

Esta incidencia Fiscal se presenta al introducir en la contabilidad los criterios fiscales de las Diferencias Temporarias que afectan tanto al resultado Fiscal como al Mercantil.

Utilizaremos unas subcuentas dentro del grupo 652 y 478 que recogerán las Diferencias Temporarias, cuyas Bases imponibles afectan al Resultado y por tanto a la distribución del Resultado entre los socios, como se verá en el análisis del Impuesto sobre Sociedades.

Estas subcuentas  652 y 478 que recogen las Diferencias Temporarias (Bases imponibles) se han de contabilizar aparte de los efectos impositivos de las Diferencias Temporarias producidas por Previsiones. Este aspecto no afecta al estudio que se desarrolla sobre el Leasing, pero se ha de tener cuenta a efectos de utilización de las cuentas que desarrollan este ejercicio.

Según el NPGC y NPGC-Pymes  

El tratamiento de las cuotas a pagar es la de cancelación de la deuda a Largo y Corto Plazo, se tiene que incorporar el aplazamiento del Impuesto sobre sociedades correspondiente.

Según el NPGC Pymes (Normativa para Microempresas)

La Normativa aplicable a las Pymes-Microempresas, considera todo el pago (Capital e intereses) como Arrendamiento Financiero (gasto) y la cuenta a utilizar es la 6211.

El problema radica principalmente en la contabilización de las cuotas, ya que según el NPGC para Pymes-Microempresas, la cuota completa es deducible, luego el asiento inicial de contabilización del Inmovilizado con su contrapartida, ésta queda pendiente de cancelar.

Updated: 12/11/2012 — 10:17 AM

Deja un comentario

Contabilidad y Finanzas © 2016 Frontier Theme