Metodología en el arrendamiento financiero (leasing)

Por: Manuel Garrido González Miembro Fundador de (A.E.C.E.)
Susana Garrido Carballo Economista

La sistemática a seguir será el desarrollo de un mismo ejemplo en las dos modalidades de Leasing: Normal-Pymes y Pymes-Microempresa.

En cada modalidad se comentarán los asientos más significativos para su mayor comprensión.

Se parte de la base que el ejemplo desarrollado cumple con todos los requisitos para ser considerado un Arrendamiento Financiero y en un ejercicio único que comprenderá varios periodos.

ARRENDAMIENTO FINANCIERO – APLICACIÓN DEL NPGC Y NPGC-PYMES

El R.D. 1515/2007 de 16 de Noviembre, desarrolla la aplicación del Plan General Contable para las PYMES, que incluimos a continuación:

Artículo 3. Aplicación del Plan General de Contabilidad de Pequeñas y Medianas Empresas.

1. La empresa que, cumpliendo los requisitos exigidos en el artículo anterior, opte por la aplicación del Plan General de Contabilidad de Pymes, deberá aplicarlo de forma completa.

No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior, no tendrán carácter vinculante los movimientos contables incluidos en la quinta parte del Plan General de Contabilidad de Pymes y los aspectos relativos a la numeración y denominación de cuentas incluidos en la cuarta parte, excepto en aquellos aspectos que contengan criterios de registro o valoración.

2. Cuando una empresa que aplique el Plan General de Contabilidad de Pymes realice una operación cuyo tratamiento contable no esté contemplado en dicho texto habrá de remitirse a las correspondientes normas y apartados contenidos en el Plan General de Contabilidad con la excepción de los relativos a activos no corrientes y grupos enajenables de elementos, mantenidos para la venta que en ningún caso serán aplicables.

En función a lo expuesto anteriormente, en el Plan General de contabilidad no se contempla la contabilización de las Diferencias Temporarias, que afectan al resultado de la empresa, pero sí se contempla el efecto impositivo de dichas diferencias. Como la finalidad de la contabilidad es representar el fiel reflejo de la realidad empresarial, se debería contabilizar el hecho que provoca el efecto impositivo.

Como no existen estas cuentas, se ha utilizado, como gasto, la cuenta 652 y como cuenta acumulativa de estas diferencias, la cuenta 478 (inexistentes en el Plan General Contable), pero que en la práctica se podrían utilizar con el fin de agrupar conceptos del mismo contenido, de esta forma estas anotaciones quedarían diferenciadas y fáciles de controlar.

Deja un comentario