Contabilidad y Finanzas

Colegas Latinoamericanos

Monitoreo en el diagnóstico

En el paciente, el médico monitorea su estado físico, a través de mecanismos que dan cuenta de la tensión arterial, la respiración, la temperatura, el ritmo cardiaco. Estos signos, registrados en forma permanente, indican la evolución frente al tratamiento y, a su vez, lo orientan para tomar conductas terapéuticas, hasta lograr su recuperación.

También en las organizaciones se debe monitorear, en tiempos de normalidad o de crisis, los indicadores financieros y no financieros de: rentabilidad, apalancamiento, costo de capital, tiempo de recuperación de cartera, rotación de cartera, liquidez, tiempo de entrega de mercancías, calidad del producto, satisfacción del cliente interno y externo.

Así, el asesor puede visionar y prospectar situaciones para hacer recomendaciones a los directivos para que afronten las crisis con decisiones agresivas y eviten lesivas consecuencias.

Con respecto al sector se tienen las tasas de participación en el mercado, la demanda del producto, los problemas de competencia desleal, indicadores suficientes para adoptar decisiones que eviten o al menos, minimicen las amenazas, usando las fortalezas y, sobreponiendo las debilidades.

Al exterior de las organizaciones también existen indicadores internacionales como: los comportamientos de las bolsas de valores, la devaluación de la moneda frente a las demás y la balanza de pagos. A nivel nacional, el mayor indicador es el Producto Interno Bruto (PIB), la Inflación, el endeudamiento externo, la relación de deuda producto interno bruto, las tasas de interés de captación y de colocación del mercado financiero y, las tendencias sociales, políticas, culturales.

Imagínese un carro sin indicadores de velocidad, gasolina, aceite de frenos, temperatura. Es inminente el fracaso al viajar y por lo tanto, no lo aceptamos. En tanto, sí aceptamos una gerencia sin la ayuda de indicadores para monitorear los resultados.

Hoy existe una herramienta poderosa para hacer este seguimiento tanto a las unidades estratégicas de negocio como en las organizaciones. El cuadro de mando integral si se aplica a una unidad de negocios y el Balanced Scorecard si se aplica a toda la organización con varias unidades estratégicas de negocios, que resumen en sólo indicador, todo el desempeño de la organización.

El cuadro de mando integral tiene cuatro perspectivas: la financiera, la del cliente, la de procesos internos y la de innovación y aprendizaje, que dan como resultado el cumplimiento de los objetivos y metas  planeados.

Este cuadro de mando integral es objeto de nuevos estudios para que la disciplina del asesor no se limite a plantear los problemas, presentar soluciones, sino que también, evalúe los resultados, haciendo seguimientos trimestrales, frente a lo planeado,  hasta lograr la calidad, la competitividad y la excelencia.

Updated: 25/05/2012 — 7:30 AM

Deja un comentario

Contabilidad y Finanzas © 2016 Frontier Theme