Negocio en marcha

El negocio en marcha se comprueba o verifica, cuando el revisor fiscal o el auditor, presenta el dictamen sobre los estados financieros, y concluye informando sobre la capacidad de la organización para continuar  el negocio en marcha, con base en el estudio del plan de negocios.

 

Se puede verificar que un negocio está en capacidad de continuar su marcha, solamente cuando se conoce el plan de negocios, bajo los supuestos razonables, que se plantean sobre aspectos operativos y estratégicos.

 

También se evidencia, en la capacidad de producir flujos de efectivo, demanda y vigencia del producto en el mercado.

 

Aunque la contabilidad y la elaboración  es responsabilidad de la administración y del contador, el revisor fiscal debe analizar la información y proponerse encontrar la evidencia de negocio en marcha, para dar confiabilidad a los asambleístas.

 

Algunas situaciones que pueden afectar la continuidad del negocio, son:

 

·      Escaza generación de flujos de efectivo.

·      Prestamos de corto plazo que financian activos de corto plazo.

·      Cierre del crédito de instituciones financieras.

·      Flujos negativos de efectivo.

·      Pérdida de mercados.

·      Incapacidad de pago de obligaciones.

·      Escasez de materiales y dificultad para importarlos.

·      Embargos judiciales.

 

Se requiere que el revisor fiscal, auditor y administradores revelen en su dictamen o informe de gestión algunas de estas contingencias que limitan la continuidad del ente económico, que en algunos casos por congraciarse con las directivas, no lo informan oportunamente.

 

Al iniciar el año 2010, se debe comenzar con un buen diagnóstico financiero, de la situación económica que acaba de pasar no solo a nivel nacional o internacional, además de las dificultades con los países de Venezuela y Ecuador.

 

Planear las actividades para el año 2010 en varios escenarios posibles, con el planteamiento de nuevas estrategias de mercado y otras alianzas que se puedan llevar a cabo.

 

Analizar los resultados de los estados de flujo de efectivo, para ver la capacidad de pago de los préstamos y mirar en perspectiva las necesidades hacia el futuro.

 

Determinar la rentabilidad del negocio y observarla bajo la óptica de varios escenarios, para tener la información suficiente, para decir sobre la viabilidad continuidad del negocio en marcha.

 

 

Deja un comentario