Origen del pasivo

Desde el punto de vista de las operaciones de los negocios, los pasivos se originan básicamente en los términos explícitos de un contrato comercial, los cuales le dan solidez y garantía a las obligaciones que se contraen paralelamente, como generador de otras operaciones, por ejemplo, cuando se:

Crea un activo: a partir del contrato de suministro de mercancías para la venta, materia prima para la producción, con un proveedor, por medio pagaré, hipotecas por préstamos de instituciones financieras, por aportes en dineros o en especie en la constitución de la sociedad.

Causa un costo o gasto: cuando se contratan los servicios laborales, suministros de papelería, servicios de transporte, de arrendamiento y se aplican como costos o gastos al ejercicio contable, que comprometen la estructura financiera.

Sustituye un pasivo interno por un pasivo externo: esto sucede cuando la junta de socios o asamblea general, toma la decisión de distribuir beneficios en calidad de participaciones o dividendos, y plasma en el acta: la cuantía de dividendo por acción, y aclara qué número de acciones tienen derecho, y a partir de cuál emisión. La decisión tiene carácter de Ley para las partes, porque se puede reclamar ante la justicia ordinaria el pago de la obligación hasta un año después.  Esta decisión afecta el pasivo interno Utilidades del ejercicio y como contrapartida, se crea el pasivo externo Dividendos o participaciones por pagar.

Crea un proyecto: desde el punto de vista de los proyectos de inversión, existen dos posibilidades de financiamiento de los activos, por una parte, se tienen recursos propios suficientes y por otra cuando sean limitados se recurre a las instituciones financieras nacionales o extranjeras. En el primero de los casos, los socios o accionistas aportan todos los recursos financieros para su ejecución y puesta en marcha del proyecto. La ecuación contable mostrará la siguiente situación financiera:

Activos   Pasivos y patrimonio
Inversiones en capital de   trabajo

Inversiones en bienes de   capital

Inversiones diferidas

 

Aportes de capital

En el segundo caso, los recursos propios no son suficientes para abordar con prontitud el proyecto y se tiene que recurrir a instituciones financieras, de tal forma, que se combinan los recursos que puedan financiar todas las inversiones y asegurar la vida del proyecto.

Activos   Pasivos y patrimonio
Inversiones en capital de   trabajo

Inversiones en bienes de capital

Inversiones diferidas

Obligaciones financieras
Aportes de capital

El problema se presenta cuando el costo del capital requerido tiene un interés superior a la rentabilidad del proyecto y éste comienza a consumir los beneficios de los dueños al mostrar permanentemente pérdidas en las operaciones por el financiamiento.

El total de recursos que requiere el proyecto no lo definen los socios por la capacidad de aporte, sino mediante la reflexión sobre la formulación e ingeniería del proyecto y otras variables de mercado consideradas para entrar a competir en el mercado.

Posteriormente con el desarrollo de las operaciones y por el mantenimiento que se le haga al patrimonio, también se financian los activos, mediante las reservas que se mantienen en el patrimonio y utilidades de ejercicio anteriores, denominados superávit.

Activos   Pasivos y patrimonio
Inversiones en capital de   trabajo

Inversiones en bienes de   capital

Inversiones diferidas

Obligaciones financieras
Aportes de capital
Superávit

 

Deja un comentario