Contabilidad y Finanzas

Colegas Latinoamericanos

Plan de negocios para el 2009

Con motivo de la terminación del año 2008, es muy prudente reflexionar sobre la actividad económica que ejecutamos durante el año y también sobre el escenario posible que tendremos en el próximo año, con base en nuestras capacidades de trabajo si se tiene un empleo, en las expectativas si se está buscando uno nuevo si es una sociedad comercial con base en los contratos de despachos de mercancías, la fidelidad de los clientes u otras variables que sean cuantificables.

Presupuestar o planear es presuponer todas las actividades económicas que van a acontecer en un próximo periodo en cuanto ingresos (llámense sueldos, rentas de capital, rentas agropecuarias, rentas de la actividad comercial, rentas de la actividad manufacturera, renta de servicio prestados, asesorías profesionales, etc.), que se denominan rentas y que cuantificadas nos dan un volumen de ingresos brutos.

Igualmente para producir esa renta se requiere calcular los costos propios de la actividad, que en algunos casos se llama costo de producción y venta, los gastos operacionales de administración y ventas, gastos financieros y los gastos de impuestos nacionales y municipales.

Rentas de trabajo

Para el caso de las rentas de trabajo la constituyen los sueldos, contratos de servicios, menos los gastos propios de arrendamientos del hogar, alimentación de la familia, los servicios públicos, los servicios de protección social, salud prepagada, educación de la familia, recreación, y los impuestos de renta y patrimonio, etc., todo esto desde el punto de vista contable de acuerdo a la realidad del empleado.

Porque desde el punto de vista tributario, solamente se aceptan tres tipos de gastos y deducciones: los aportes obligatorios por salud, aportes obligatorios a fondos de pensiones y solidaridad pensional y los aportes voluntarios a fondos de pensiones y cuentas administradoras de fondos de la construcción (AFC), y como ingresos no constitutivos de renta los gastos de seguridad social prepagada y la educación, los cuales se pueden cambiar por la opción de los intereses pagados sobre la vivienda. Por último las rentas exentas que se calculan en el 25% sobre el valor del sueldo.

Rentas de capital

Cuando se tienen bienes inmuebles, como casas, lotes, locales, oficinas, etc., los ingresos se cuantifican por el valor del canon de arrendamiento y sus gastos por el valor de la comisión de las administradoras de inmuebles más los gastos de impuesto predial, contribuciones por valorización, y si es una persona natural se le deben restar los gastos propios de la manutención de la familia.

Cuando se tienen inversiones en sociedades por intermedio de bolsas de valores, los únicos gastos son los impuestos de renta en calidad de retenciones en la fuente.

El manejo de rentas, costos y gastos en la parte tributaria son diferentes que en el manejo de la realidad económica.

Rentas agropecuarias

Cuando las actividades son agropecuarias, se tienen como fuente de ingresos la venta de productos de la agricultura o ganadería, los ingresos del agro se cuantifican por la venta de cosechas y la lista de gastos se extiende a los gastos de mantenimiento de cultivos propios de cada uno, por ejemplo si el agua para el cultivo del arroz se compra, es necesario cuantificarlo.

Cuando las rentas son pecuarias los ingresos se cuantifican por la venta de ganado y las especies menores. Los gastos se cuantifican por la manutención del ganado en general, el mantenimiento de los pastos de engorde, establos y demás propios de la actividad, además de incluir el impuesto predial, de renta y los de la familia.

Rentas comerciales

Los negocios de compra y venta de mercancías, los ingresos se cuantifican por la venta de productos de acuerdo a su demanda, con base en estadísticas o proyección de las unidades vendidas, también de acuerdo a las estrategis de ventas, fuerza en la publicidad.

Los principales gastos son los operativos de administración y ventas, los gastos financieros y otros propios del negocio, los impuestos de industria y comercio, los de renta y patrimonio, el impuesto al valor agregado.

Los negocios que producen bienes o servicios, es un poco complicado presupuestar sus ingresos y sus gastos. Suponer cuantos clientes van a comprar o a solicitar un servicio, necesariamente se tiene que proyectar las ventas, con base en consumos pasados, estadísticas de consumo, fidelidad de los clientes, satisfacción del cliente, estrategia de mercado, valor agregado del producto o servicio, etc.

Así mismo los gastos van en proporción directa a los elementos del costo del producción y ventas, por ejemplo, las materias primas que se requieren, la mano de obra y otros gastos indirectos de fabricación, que sirven para cuantificar el costo de los elementos vendidos y los que se quedan en los inventarios de productos terminados.

Los ingresos por servicios se debe cuantificar con base en los contratos en desarrollo, las intensiones de los clientes y sus gastos en forma proporcional, pues habrá unos gastos fijos como los de oficina, personal y servicios públicos y otros que son variables de acuerdo a la cantidad de servicio, a los cuales hay que incluir los costos de las estrategias de mercado, valor agregado.

Rentas de servicio profesional

En el caso del profesional cuantifica sus ingresos de acuerdo a los contratos de asesorías que tiene en desarrollo y previstos o estimados de aquellos nuevos contratos, disminuidos en sus gastos de operación de arrendamientos, pagos de personal de secretaria, mensajería, papelería.

Cuando el profesional tenga que subcontratar otros servicios, necesariamente el ingreso total del contrato así como de las asesorías externas son gastos propios de la firma.

En los gastos hay que prever el aumento del salario mínimo, al igual que el pago de los servicios de seguridad social de los empleados, los aportes parafiscales y patronales para las prestaciones sociales, porque no es recomendable que la empresa corra con los riesgo de protección al empleado, asuma las pensiones y que la Administración de Impuestos no le acepte los gastos de la actividad.

Financiamiento

Otro factor que no hemos mencionado es el gasto financiero propio de aquellos negocios que requieren capital de trabajo para comprar las materias primas, inventarios para la venta o crear cartera con el fin de posicionarse en el mercado.
Ampliar sus bodegas, abrir nuevos mercados, adquirir nuevas tecnologías, mejorar el servicio al cliente.

Para estos casos se debe buscar las mejores condiciones para contratar la deuda, por su tasa o costo de capital, la cual no puede ser superior a la tasa de rentabilidad del negocio, porque eso implicaría castigar el dividendo o participación de los asociados.

Es importante elaborar una tabla de amortización donde se exponga el saldo del crédito, los intereses de la deuda y la cuota de capital a amortizar.

Los intereses pagados por el servicio de la deuda son deducibles de la renta, generando una disminución de los impuestos de la renta.

El costo del dinero prestado es uno de los factores al momento de planear de mucho cuidado por el impacto que tienen en las finanzas de la empresa.

Excedentes

Es el resultado final o excedente que nos deja la actividad, cualquiera de las que hemos mencionado anteriormente, después de haber disminuido la renta bruta en los costos de venta o de producción y venta, los gastos operacionales de administración y venta, haberles sumado algunos ingresos no operacionales y disminuido en el gasto mayor de financiamiento y los derechos del Estado en calidad de Impuesto de Renta y Patrimonio.

El excedente debe servir primero, para las personas naturales como a la sociedad comercial, para capitalizar, esto en el caso de la persona natural programar el pago de la deuda del vehículo, la vivienda, la finca de recreo, las acciones en empresas organizadas, para darle estabilidad a las finanzas de la familia y porque no recomendarlo para emprender su propio negocio.

En segundo lugar en el caso de la sociedad comercial, para distribuirle un jugoso dividendo o participación al accionista o socio, darle mantenimiento al patrimonio en calidad de reservas legal y ocasional, para darle mayor capacidad de negociación en un futuro.

Recomendaciones

Es importante recordar a las empresas que tienen la responsabilidad de presentar declaración de retención en la fuente, del IVA y del impuesto de renta y complementarios la aplicación de la retenciones en la fuente a título de renta, de impuesto al valor agregado y de industria y comercio, para que no sean rechazos sus gastos y deducciones o sancionados por las administraciones de Impuestos Nacionales y Municipales.

Planear y pagar puntualmente los aportes parafiscales para que le sean aceptadas las deducciones por concepto de nómina.

Planear y pagar puntualmente los aportes a la seguridad social para no hacer correr riesgos innecesarios a los negocios.

Updated: 29/12/2008 — 3:35 PM

Deja un comentario

Contabilidad y Finanzas © 2016 Frontier Theme