Contabilidad y Finanzas

Colegas Latinoamericanos

Utilidad versus rentabilidad

Parece que entre estos dos términos no hay diferencias conceptuales, pero mirándolos desde las ópticas: de la contabilidad y las finanzas, se pueden encontrar.

La utilidad es un término contable, resultado del estado de resultados y fundamentalmente obedece a una de las normas técnicas denominada de causación o acumulación, lo cual implica que la utilidad no son valores en efectivo, zanjando una gran diferencia entre los términos. Es por esta razón que no se debe tomar en cuenta el estado de resultados para tomar decisiones, tales como pagar dividendos o participaciones, hacer inversiones, etc.

Los dos términos utilizan como fuente el estado de resultados, que consiste en tomar los ingresos netos menos los costos de ventas, para obtener la utilidad bruta, a este valor se le restan los gastos de administración y ventas y se obtiene la utilidad operacional, luego se le suman los ingresos y restan los egresos no operacionales y se obtiene la utilidad antes de impuestos, la cual es disminuida por la provisión para impuesto y se obtiene finalmente la utilidad liquida o después de impuestos que es objeto del estado de distribución de utilidades, que es un error tomar como base este estado de causación. Sin embargo, es costumbre de todas las asambleas o junta de socios, llevar este valor a la aprobación del dividendo o participación y quedar siempre mal por la falta de flujo de caja.

En cambio la rentabilidad depura el estado de resultados, aplicándole las políticas de cartera, pago de proveedores, para obtener un flujo real de efectivo, el cual sirve de base para hallar la rentabilidad con base en una tasa de descuento que es igual a la tasa de rentabilidad del inversionista según sus aspiraciones sobre la empresa o proyecto de inversión.

Si queremos pulir mas la tasa de rentabilidad, se debe calcular sobre el estado de flujos de caja libre, que consiste en tener en cuenta la reposición del capital de trabajo y de los bienes de capital, quiere decir esto, que los negocios deben tener sostenibilidad en el tiempo, por esta razón del flujo de caja hay que destinar una parte para hacer reposiciones y hacer crecer el negocio, porque no se puede distribuir toda la rentabilidad.

Un error contable es calcular la rentabilidad tomando como denominador la utilidad del ejercicio sobre el valor de patrimonio, debería tomarse en cuenta como denominador el flujo de caja libre.

Como conclusiones tenemos:
Los dos términos son diferentes.
Siempre tengamos en cuenta que existen dos conceptos: el contable y el financiero.
La utilidad obedece al concepto de causación.
La utilidad es un valor absoluto.
La rentabilidad es un valor relativo.
La rentabilidad se obtiene con base en el concepto de efectivo o de caja.

Updated: 20/09/2010 — 7:15 AM

Deja un comentario

Contabilidad y Finanzas © 2016 Frontier Theme