Contabilidad y Finanzas

Colegas Latinoamericanos

Validación de la información financiera

Consiste en aplicar unos procedimientos de auditoría financiera para ajustar los saldos de los estados financieros a los principios de contabilidad aceptados, generalmente en el país donde se origina la información.

Se procede a verificar cada cuenta del balance general con la existencia de los bienes y de las obligaciones. Del mismo modo, el estado de resultados con las operaciones del período para que la información y su análisis sean confiables.

Con el fin de certificar que la información contable sea comprensible y útil, debe estar auditada por el profesional en contaduría pública, lo que garantiza que las conclusiones sean pertinentes y confiables y que verdaderamente, expliquen las situaciones y circunstancias internas.

El informe que emita el profesional que realice la validación tiene que incluir la opinión sobre la razonabilidad de los estados financieros.

Cuando la información contable es auditada o revisada por el contador público, se presume razonable y objetiva y por la confianza pública que ella implica, permite trabajar con certeza el diagnóstico financiero.

El efectivo control interno de gestión es importante en la validación de la información, porque da certeza a las conclusiones, tanto para el asesor como para los dueños.

Valores corrientes y valores constantes

La información debe ser analizada y comparada sobre la misma base. Aquí también tiene validez, la fórmula primaria de las matemáticas: “no se pueden sumar o restar valores que no sean equivalentes”.

El problema se presenta con los estados financieros que son objeto de análisis que no incorporan los ajustes y por lo tanto, no tienen en cuenta el valor de los bienes y derechos en el tiempo.

Existen dos fuerzas alternas que hacen crecer el activo: las decisiones de la gerencia y la inflación (inercial) presente en los precios y por lo tanto, modifica el valor de los bienes y servicios en el tiempo.

Las fuerzas alternas se pueden comparar con el atleta que camina sobre una banda transportadora: si el atleta no hace ningún esfuerzo, siempre llegará a la meta por efecto inercial de la banda (inflación), pero si lo hace,  supera la fuerza de la banda para mostrar resultados.

Igualmente, acontece con las empresas: un incremento en las ventas del 6%, presupone que la gestión de la dirección se limitó a rotular los productos con el incremento de la inflación (inercial). Las ventas no superaron el valor de la inflación.

Valores corrientes: de manera habitual, los estados financieros computarizados, se generan a valores corrientes. Esto es que los costos, los gastos, los ingresos y las cuentas del balance, están afectados por la inflación, es decir que durante el año aumentan los precios y la contabilidad asimila tales efectos.

No aplicar los ajustes por inflación es desconocer la pérdida del poder adquisitivo de la moneda. Además, puede sustentar una interpretación sesgada del crecimiento de las cuentas puesto que se puede apreciar como buen desempeño lo que sólo corresponde al efecto inflacionario.

No puede haber aumento salarial si el factor está inflactado al índice general de precios. Así, solamente, se actualiza el valor del salario y no se reconoce mejoramiento alguno al trabajador y, peor aún, si se congelan los salarios.

Para facilitar el análisis de crecimiento real, de cada cuenta o grupo de cuentas, se actualiza, a valores equivalentes y a una fecha determinada, es decir, a precios o valores constantes.

Valores constantes: se toman las cuentas monetarias y no monetarias del activo, pasivo y patrimonio para aplicarles los ajustes según el sector a que corresponda. Los índices a utilizar son: el índice general de precios, las tasas de interés, la tasa de oportunidad del patrimonio, los indicadores de la propiedad lonja raíz,  los de precios de maquinaria y de vehículos.

De la fusión de los anteriores indicadores resulta la utilidad o pérdida por reexpresión de los estados financieros. Esta se conjuga en el estado de resultados para obtener la utilidad general.

El método más común que realizan los asesores es el de inflactar (multiplicar) o deflactar (dividir) todas las cuentas, con el índice de precios al consumidor, IPC, o con el porcentaje anual de ajuste gravable, PAAG, el que se aplicará en este libro.

Valor constante = (caja 2011)*(1+ IPC 2012)*(1+ IPC 2013).

Valor constante = (caja 2012)*(1+ IPC 2013).

Valor constante = (caja 2013).

Balance General La Poderosa

(millones de pesos)

Cuentas

Valores   corrientes

Valores   constantes

2011

2012

2013

2011

2012

2013

0%

5%

5%

Efectivo

Inversiones

Cartera

Inventarios

4,53

22,68

36,28

136,05

19,05

47,62

142,86

281,71

12

48

192

408

5

25

40

150

20

50

150

300

12

48

192

408

Activo corriente

199,54

495,24

660

220

520

660

Edificios

Vehículos

Muebles

190,48

45,35

18,14

333,33

66,67

57,14

432

84

24

210

50

20

350

70

60

432

84

24

Activo no corriente

253,97

457,14

540

280

480

540

Total activos:

453,51

952,38

1.200

500

1.000

1.200

Obligaciones

Laborales

Impuestos

72,56

104,31

4,53

95,24

84,76

10,48

244

127

13

80

115

5

100

89

11

244

127

13

Pasivos

181,40

190,48

384

200

200

384

Capital social

Reservas

Utilidades

226,76

36,28

9,07

685,71

57,14

19,05

720

72

24

250

40

10

720

60

20

720

72

24

Patrimonio

272,11

761,90

816

300

800

816

Pasivo y patrimonio

453,51

952,38

1.200

500

1.000

1.200

 

Su cálculo se hace de la siguiente manera: se toma el valor de la cuenta de Caja del 2004 y se multiplica por el IPC del 2005 y del 2006 (año base de comparación) así:

Para el 2011: 4.53* 1,05* 1.05 = 4,53* 1,1025 = 5.

Para el 2012: 19,05* 1,05 = 20

Del mismo modo, las demás cuentas del activo, pasivo, patrimonio y del estado de resultados, de cada año para convertirlos a valores equivalentes o constantes del 2013.

 

Estado de Resultados La    Poderosa

(millones de pesos)

Cuentas

Valores   corrientes

Valores   constantes

2011

2012

2013

2011

2012

2013

0%

5%

5%

Ventas

Costo de venta

1.814,0

1.537,4

2.095,2

1.761,9

2.500

2.113

2.000

1.695

2.200

1.850

2.500

2.113

Utilidad bruta

276,6

333,3

387

305

350

387

Gastos admón.

Gastos distribución

72,6

199,5

85,7

228,6

100

260

80

220

90

240

100

260

Utilidad operativa

4,5

19,0

27

5

20

27

Ingresos no   opera

13,6

28,6

50

15

30

50

Egresos no opera

4,5

18,1

40

5

19

40

U.A.I.

13,6

29,5

37

15

31

37

Impuesto renta

4,5

10,5

13.0

5

11

13

Utilidad ejercicio

9,1

19,0

24.0

10

20

24

La cuenta de ventas reexpresada quedaría de la siguiente forma:

Para el 2011: 1.814*1,05*1.05 = 18,14*1,1025 = 2.000

Para el 2012: 2.095,2*1,05 = 2.200

El método contrario a la inflación es la deflactación que consiste en tomar los valores del año 2006 y convertirlos a valores constantes del año 2004 para hacer las comparaciones del caso. Los resultados serían los mismos, porque los métodos utilizados son inversos: inflactar y deflactar.

Una de las críticas a éste método es la aplicación del mismo índice económico, como si todos los activos, pasivos y patrimonio estuvieran en la misma canasta del índice de inflación que utiliza el DANE. De hecho, no es adecuado para todas las actividades empresariales ni para todas las
cuentas del balance y del estado de resultados.

Se recomienda buscar índices representativos para cada una de las cuentas, de acuerdo con el sector y la actividad que se desarrolla.

Es importante que el analista financiero formule un criterio sobre los indicadores que utilizará, con el fin de valorar la tendencia real del comportamiento económico de las cuentas. De lo contrario, se induciría a  falsas interpretaciones.

Updated: 22/05/2013 — 9:56 AM

Deja un comentario

Contabilidad y Finanzas © 2016 Frontier Theme