Valuación de activos

Es común en exámenes preparatorios que se pregunte por el método de valuación de los activos o derechos y propiedades de la empresa, y se responda con una idea vaga sobre el asunto.

 

En términos generales los activos se valúan por el método de costo, excepto las inversiones en subordinadas (filiales y subsidiarias) que se valúan por el método de participación patrimonial.

 

El método de costo incluye el valor de compra del bien y todas las erogaciones por concepto de impuestos, gastos legales, diferencia en cambio hasta el momento de puesta en uso, luego las mejoras, adiciones, reparaciones, contribuciones, esto es, todo aquello que sea fruto de una erogación en efectivo.

 

El método de participación patrimonial, consiste en actualizar el valor de las inversiones en subordinadas por el valor en libros de la sociedad donde se posee la inversión, llevando como mayor valor de la inversión.

 

Sin embargo, existen el método mal llamado de valuación de inventarios, porque ellos siempre se contabilizarán al costo, y se debería denominar método de valuación del costo de venta, por ejemplo, si se aplica la valuación del costo de venta por el método PEPS el inventario queda valuado al costo de las últimas compras, otro ejemplo si lo valuamos por el método UEPS los inventarios quedan valuados al costo de las primeras compras.

 

Así mismo, el llamado avaluó técnico no es un método de valuación que modifique el valor del activo, simplemente reconoce por procedimientos especiales el valor de los bienes para darle mayor valor económico a la empresa y no ejerce ningún efecto en la determinación de las utilidades mucho menos tiene efecto tributario, porque la tributación no reconoce ningún costo estimado de los bienes.

 

Los únicos valores que la administración de impuestos reconoce como costo fiscal, son:

·       El método de costo o participación patrimonial,

·       Ajuste anual: los contribuyentes podrán ajustar anualmente el costo de los bienes muebles e inmuebles, que tengan el carácter de activos fijos en el porcentaje señalado en el artículo 868 (artículo 70 del ET.).

·       El avalúo catastral o auto avalúo de acuerdo a la Ley 14/83.

·       El costo ajustado para personas naturales de acuerdo al artículo 73 del ET.

·       El saneamiento de bienes raíces de acuerdo a la ley 223/95

 

El costo de los bienes enajenados que tengan el carácter de activos fijos, está constituido por el precio de adquisición o el costo declarado en el año inmediatamente anterior, según el caso, más los siguientes valores:

a. El valor de los ajustes a que se refiere el artículo siguiente.

b. El costo de las adiciones y mejoras, en el caso de bienes muebles.

c. El costo de las construcciones, mejoras, reparaciones locativas no deducidas y el de las contribuciones por valorización, en el caso de inmuebles.

<Aparte tachado derogado por el artículo 78 de la Ley 1111 de 2006> Del resultado anterior se restan, cuando fuere del caso, la depreciación u otras disminuciones fiscales correspondientes al respectivo año o período gravable, calculadas sobre el costo histórico, o sobre el costo ajustado por inflación, para quienes se acojan a la opción establecida en el artículo 132 (Art. 69, ET:)

Otra cosa bien distinta es que el avalúo catastral sea lleve como avalúo técnico del bien y tenga sus efectos económicos y tributarios.

 

Deja un comentario