Contabilidad y Finanzas

Colegas Latinoamericanos

Valuación del activo

El valor por el cual se presentan los activos corrientes como no corrientes es diferente y depende del momento en que se consideren y las necesidades de la información que requieran las directivas para tomar decisiones.

Costo histórico: es aquel valor que se paga en el momento de la compra del bien para la venta o para el servicio de la producción de la renta.

Hacen parte del costo histórico todo valor que se pague por:

  • Costo de adquisición.
  • Adecuaciones e instalación o montaje, implementos, transporte.
  • Gastos por diferencia de cambio extranjero.
  • Gastos de financiación.
  • Gastos legales de documentación, gastos de aduana, importación, siempre y cuando se incurran antes de colocarse en uso o en calidad de venta del bien.

Una vez en uso el bien, también hacen parte del costo histórico:

  • Las adiciones.
  • Las mejoras en sus partes que impliquen un mejor servicio.
  • Las reparaciones siempre que sean representativas y mejoren las condiciones del bien alargando su período de vida útil; todos estos valores para los activos no corrientes son susceptibles de depreciación a partir del momento en que se vinculen al servicio del objeto social.

El costo histórico de todos los bienes sin excepción, se recupera a través del precio de venta de las mercancías, así: el costo de ventas, los gastos de administración y ventas incluidos las depreciaciones, amortizaciones y agotamientos de los activos, los gastos financieros de las obligaciones, el impuesto que se le entrega al Estado y a los Municipios y por último los beneficios del dueño persona natural o socios y accionistas.

Valor en libros: está compuesto por el costo histórico más los ajustes integrales por inflación hasta el 31 de diciembre de 2006, menos:

  • Provisiones en el caso de las inversiones y deudores.
  • Amortización en los gastos diferidos cada vez que se amortizan afectan directamente su costo histórico.
  • Depreciación acumulada en las propiedades, planta y equipo.
  • Amortización acumulada para las plantaciones, vías de comunicación y semovientes.
  • Agotamiento acumulado para las canteras, minas, pozos y yacimientos.
  • Depreciación y/o amortización para los intangibles.
  • Amortización acumulada para los costos de exploración y explotación.
  • Provisión, para todos los activos siempre y cuando no se conozca su valor real y se hace sobre bases estimadas.

Valor intrínseco: comprende el valor del capital social más los superávit acumulados de las acciones ordinarias o privilegiadas, divido por el número de acciones en circulación.

Valor de mercado: es el valor de referencia en un mercado de valores, especialmente las bolsas nacionales e internacionales. 

Activo neto: es el valor en libros menos la parte proporcional que le corresponde cubrir del pasivo por concepto de garantía general o específica, como ejemplo, la propiedad de un equipo de transporte que esta pignorado y sobre él pesa una obligación, su valor neto será:

Costo histórico (-) Depreciación acumulada (-) Pasivo específico.

Vistos los diferentes valores que toman los activos, cada término tiene su relativa importancia la que depende de su manejo contable y la necesidad de presentación de la información, así:

  • Los activos se contabilizan por el costo histórico.
  • Se presentan en el balance por el valor en libros.
  • En el denuncio rentístico por su valor fiscal.

Valor actual: es utilizado en la valoración de un bien en particular o un conjunto de bienes que puede ser una empresa, que se quiere negociar. Para hallar el valor actual se elabora un plan de negocios con su correspondiente estudio de mercado, técnico, legal y financiero. También se incluyen todas las actividades que se realizaran en el futuro inmediato para determinar el flujo neto de efectivo, el cual traído a precios de hoy con una tasa de oportunidad que satisfaga las expectativas del inversionista, es interpretado por las partes que intervienen: el vendedor por cuyo valor estarían dispuesto a vender y el comprador a invertir en el negocio.

Si el resultado del valor actual es mayor o igual al valor a invertir hoy, se hace el negocio, caso contrario se descarta y se busca otra alternativa. El mismo procedimiento se puede llevar a cabo para que los propietarios conozcan cuál es el valor de la inversión que tienen en el negocio, mediante el conocimiento del valor actual, independiente del valor que se tengan en los estados financieros.

Valor corriente: los activos siempre se quedan en el tiempo a valores corrientes y al momento de compararlos con los datos de hoy, resultan datos fabulosos porque no se ha tenido en cuenta el crecimiento económico, el desempeño de la gestión, y nuevas variables económicas que influyen en su valor real, y su valor no consulta la realidad económica, por esta razón se utilizan los valores constantes.

Valor constante: son valores extracontables que sirven para comparar el activo en el tiempo se debe convertir a valores constantes, lo cual significa dar al activo el justo valor en el tiempo de acuerdo a las tendencias económicas del bien en particular.  Para estos casos se utilizan los indicadores de los sectores económicos (PIB) y en especial el índice de inflación (IPC) de la canasta de bienes o servicios al cual pertenezca el activo.

Los estados financieros una vez reexpresados o convertidos a valores constantes son útiles en el estudio del análisis financiero, para observar el crecimiento real en la estructura financiera porque la tendencia de los indicadores financieros siempre será igual porque tanto el numerador como el denominador se han actualizado a valores constantes. Ampliar el tema en el libro diagnóstico empresarial.

Valor razonable: las normas internacionales lo define como el importe por el cual podría ser intercambiado un activo o cancelado un pasivo, entre partes interesadas y debidamente informadas, en una transacción realizada en condiciones de independencia mutua (NIIF No. 1).

Updated: 31/05/2012 — 4:55 PM

Deja un comentario

Contabilidad y Finanzas © 2016 Frontier Theme